Además, en el desarrollo de los bebés existe un período crítico....
Comunicado: Amamantar forma parte de los procesos sexuales de las mujeres y un derecho de la infancia (PETRA Maternidades Feministas)
Las madres nos encontramos desatendidas muchas veces desde el inicio de la lactancia y, cuando por fin conseguimos que se establezca, nos vemos obligadas a separarnos precozmente de nuestro bebé.
AGENCIA MANACORNOTICIAS 05/10/2020 - 05:05:00
Además, hay otras cuestiones importantes a tener presentes, la lactancia materna no es sólo leche, pues contiene el calor y contacto que una criatura necesita para su llegada al mundo. Según las últimas evidencias científicas..

TIEMPO PARA MAMA(R). Comunicado de PETRA Maternidades Feministas en la Semana Mundial de la Lactancia Materna de octubre 2020. Amamantar forma parte de los procesos sexuales de las mujeres y un derecho de la infancia, y por este motivo debe ser garantizado y dotado de derechos y recursos. Sin embargo, en nuestro país, la promoción de la lactancia materna a través de las políticas públicas y sanitarias se contradice con la práctica.

Las madres nos encontramos desatendidas muchas veces desde el inicio de la lactancia y, cuando por fin conseguimos que se establezca, nos vemos obligadas a separarnos precozmente de nuestro bebé para la incorporación al empleo. Sabemos que la lactancia materna es el alimento óptimo para el desarrollo de los bebés. Se considera el alimento principal hasta el año de vida y se mantiene con otros alimentos como mínimo 2 años y hasta que la madre y bebé decidan (tal y como recomiendan las autoridades sanitarias

Sabemos que la lactancia materna es el alimento óptimo para el desarrollo de los bebés. Se considera el alimento principal hasta el año de vida y se mantiene con otros alimentos como mínimo 2 años.

Además, hay otras cuestiones importantes a tener presentes, la lactancia materna no es sólo leche, pues contiene el calor y contacto que una criatura necesita para su llegada al mundo. Según las últimas evidencias científicas sobre la teoría del apego y la neurobiología, es importante proteger la necesidad de contacto entre madre y bebé en las primeras horas tras el parto, ya que supone una impronta que afectará a su apego y salud de por vida

Además, en el desarrollo de los bebés existe un período crítico, desde el nacimiento hasta los 9 meses posteriores al parto, conocido como exterogestación. Durante este proceso el bebé necesita estar en contacto estrecho con el cuerpo de su madre, ya que requiere un ambiente lo más parecido posible a su vida intrauterina. La lactancia materna es potenciadora de ello.

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas reconoce la lactancia materna como un derecho humano para bebés y madres que debe de ser fomentado y protegido. Pero de nuevo, cuando se trata de derechos de las mujeres o de la infancia, vemos cómo son vulnerados. Las escasas 16 semanas de permiso materno no garantizan ni siquiera el período de lactancia materna exclusiva que recomiendan todos los organismos y entidades sanitarias, ni respetan ni permiten elegir a las madres que quieren pasar más tiempo con sus criaturas, ni cubren las necesidades de exterogestación del bebé. Sabemos que la incorporación al empleo es una de las barreras que las madres encuentran para mantener la lactancia materna

En el año 2010 la mayoría de los países de la Unión Europea rechazaron la proposición del Parlamento Europeo de ampliación del permiso de maternidad a mínimo 20 semanas, argumentando la ausencia de recursos económicos. En nuestro país hemos visto cómo, cuando ha habido recursos, se han destinado a ampliar la baja de paternidad, dando más a quienes más tienen: varones con buenos empleos.

Desde que existe la ley de permisos iguales e intransferibles, entre enero y junio de este año, 112.990 permisos han sido otorgados a la madre y 117.775 al segundo progenitor, habitualmente el padre

Vemos por lo tanto cómo, a pesar de que las madres necesitamos más tiempo para maternar (recuperación parto, postparto, lactancia materna y sus posibles dificultades, exterogestación y protección del vínculo primal), obtenemos menos tiempo remunerado que los hombres. Eso sí, cuando se trata de cuidar gratis, por ejemplo a través de excedencias, 42.857 han sido cogidas por mujeres y 5.320 por hombres (datos de 2019).

¿Te ha parecido interesante la noticia?

 Sí  No
Reciente
Visto
Comentado